Los años 80 no fueron al edad dorada de las películas de superhéroes como hoy en día, ni mucho menos. Pocos fueron los superhéroes que aparecieron en la gran pantalla, y Batman fue uno de los elegidos, y además en varias ocasiones. De aquella época nos queda un buen recuerdo de la Primera entrega, mientras que el resto son para olvidar.

Sin duda, de aquella época (antes de la nueva saga del Caballero Oscuro), el Batman más recordado es el que interpretó Michael Keaton en 1989. Afortunadamente, en ocasiones, alguna empresa de merchandising resucita aquellas películas y nos ofrecen joyas de auténtica coleccionista.


Esta figura se trata de una estatua del actor mencionado vistiendo el traje de Batman. La estatua está esculpida con una gran calidad, dado que ha sido realizada en porcelana y pintada a mano, ¡casi nada! Con esta técnica se consiguen realzar el más mínimo detalle, aunque al estar en posición de combate cuerpo a cuerpo no hay muchas dobleces en la figura del traje, aunque su tamaño (unos 35 centímetros de alto y 18 de base), la convierten en una de las figuras de estas características más grandes que yo haya visto… de Batman. ¿Y por qué se creó esta figura? Con la excusa de conmemorar el 75º aniversario de DC Comics. La base de la figura tiene el logo de Batman de aquella época (¡recuerda que el logo de Batman cambia con cada película, cómic o serie!).

  

Archivo

Novedades

Pre-Pedidos

Ofertas

Cuadros de Cine FilmCells