Aunque también podría haberse llamado Aquellos Maravillosos Años. La película dirigida por J. J. Abrams y producida por Steven Spielberg nos retrae hasta los ya lejanos años 80, donde las películas de temática infantil-juvenil eran algo muy habitual. Abrams, sin duda, se ha empapado bien de las películas de Spielberg, y sin duda de la que más ha bedido es de E. T. , no de los Goonies como muchos se empeñan.

Chicos en bicicleta, linternas en la noche, un invitado a la acción que solamente quiere volver a casa, militares por todas partes... seguramente eso te recordará más a E.T. que a los Goonies, y seguro que no me equivoco. La acción está perfectamente llevada y la fotografía es espectacular sin ningún tipo de pretensiones... es una película comercial de tintes juveniles de principio a fin, y es eso, no otra cosa. Aquel espectador que haya acudido a pasar un rato entretenido sin pensar que va a ver la próxima película que aspire a los Oscar no saldrá decepcionado. Además, J. J. Abrams refleja perfectamente en la película el salto que supone pasar de la más tierna infancia a la adolescencia, pero es algo que pocos espectadores ven, y queda ensombrecido por los exagerados efectos especiales en algunos momentos, pero al fin al cabo... la obra solamente pretende eso, entretener.

No hay duda que el cine de los 80 es recordado por muchos y no hay duda que todos aquellos que disfrutamos de aquellos films que nos hacían pensar en nuestro futuro, disfrutarán enormemente con está película llena de guiños a muchas de esas películas que todos, o al menos la mayoría, recordamos con nostalgía y cariño.
   

Archivo

Novedades

Pre-Pedidos

Ofertas

Cuadros de Cine FilmCells