Carlomagno fue el primer emperador de Francia, aquel que consolidó un imperio que no sobrevivió a su muerte. Es por ello que un emperador del siglo IX tenía que empuñar una espada digna de él. Esta espada está realizada en acero toledano de 420º a escala 1/1 de la espada del rey franco de 98 centímetros de largo. En el pomo hay 2 leones grabados enroscados uno con otro en tonos dorados, símbolo de fuerza y nobleza. El mango del arma está rodeado por grabados romboidales, también en tonos dorados. La empuñadura del arma está decorada a los lados con las cabezas de dos leones esculpidos, y en el centro una arcaica flor de Lis que sería posteriormente el símbolo de la casa real francesa. Réplica de la legendaria "Joyeuse", Actualmente en el Museo del Louvre, pero que procede del tesoro de la abadía de Saint-Denis. Esta espada ha sido utilizada en la consagración de todos los reyes y emperadores de Francia. La espada de la consagración era considerada, desde el siglo XIII, como la de Carlomagno, la "Joyeuse"(la Alegre). Su empuñadura y la plaquita, que lleva un elemento vegetal en el centro de la guardia, remontan a la Alta Edad Media. Su espiga, adornada hasta 1804 con flores de lis en los rombos, parece gótica. Sus gavilanes, formados por pequeños dragones alados, datan de la segunda mitad del siglo XII. www.aceroymagia.com

Archivo

Novedades

Pre-Pedidos

Ofertas

Cuadros de Cine FilmCells