“Battleship”, una película de acción del siglo XXI. Nos han querido vender que esta película es una adaptación libre del popular juego de mesa de Hasbro de Hundir la Flota. La verdad que no te equivoquen, no tiene nada que ver. Sí, dicen que Hasbro está detrás, pero bien podía no haber estado detrás de ella, porque lo que sí tiene la película es un gran presupuesto digno de cualquier superproducción.

Eso es lo que es Battleship, una excelente película de acción repleta de efectos especiales. En esta ocasión, una flota combinada de varios países se reúne en las costas de Hawai para unas maniobras de combate. Todo va a la perfección hasta que aparece de la nada… una flota alienígena. 3 destructores tendrán que hacer frente a 4 naves con una clara tecnología muy superior.

Los efectos especiales y de combate son espectaculares, en consonancia con los tiempos que corren. Mucho ordenador, muchas explosiones y mucho fuego. Muertes, heroicidades y mucha bandera americana, convierten a esta película en una excelente propaganda para la Armada de los Estados Unidos. Es cierto que el film carece de sentido racional en multitud de ocasiones, y que el guión hace aguas en todas partes. Conversaciones vacías y personajes planos. El protagonista podría haber sido cualquiera, pues incluso un busto de piedra tendría más expresiones. No obstante, la aparición de Rihanna parecía salvar al elenco de actores, pero su rol de chica dura es poco creíble, la verdad. La única figura que se salva, como siempre, es el actor Liam Neeson, que cumple con creces su escueto papel de almirante de la flota.

En resumidas cuentas, una invasión alienígena poco creíble… ¿vienen del espacio naves espaciales siderales que luego no son capaces de volar en nuestro mundo y se convierten en simples barcos? En fin… más cine de palomitas.
   

Archivo

Novedades

Pre-Pedidos

Ofertas

Cuadros de Cine FilmCells